6 razones por las que debes de probar el masaje prostático

El llamado “punto G masculino” te dará orgasmos que te volarán la cabeza.

Fuente.

La próstata es un órgano misterioso e incomprendido, es una glándula del tamaño de una nuez que se encuentra entre la vejiga y el recto, la función principal de la próstata es producir líquido que se expulsa como parte del semen durante la eyaculación. También es la fuente del cáncer de próstata, que es el cáncer más común en los hombres, por esta razón es de vital importancia que acudas regularmente a un especialista si ya pasas de los 35 años. 

Mientras que muchos hombres temen su primer examen de próstata, el llamado «punto G masculino» también puede ser una fuente de placer alucinante, de acuerdo con los hombres que han experimentado orgasmos prostáticos.

Aunque muchos hombres desconfían de la estimulación anal, el punto G masculino se está convirtiendo cada vez más en un tema de conversación, y los masajeadores de próstata se están volviendo más convencionales. De acuerdo con la compañía de productos de placer HealthyAndActive, las ventas de masajeadores de próstata han aumentado en un 56% en los últimos cinco años, particularmente entre hombres heterosexuales mayores de 45 años. Además, algunos doctores están alentando a los hombres a realizar masajes prostáticos regulares o con un profesional autorizado, afirmando que pueden ayudar a aliviar los síntomas de diversos problemas de salud.

Vale la pena señalar que algunos expertos son escépticos de que el masaje de próstata puede producir beneficios concretos para la salud. «[Ellos] pueden ser una excusa para que los muchachos convenzan a sus parejas de que busquen ese elusivo punto G masculino», dice Jesse N. Mills, Doctor en medicina y profesor clínico asociado de urología en la Escuela de Medicina David Geffen en UCLA.

No obstante, hablamos con médicos y expertos en salud masculina para determinar los beneficios potenciales del masaje prostático.

Podría ayudarte a tratar la disfunción eréctil.

Si bien no hay muchos estudios científicos que demuestren definitivamente que el masaje prostático puede mejorar la función eréctil, todos los médicos con los que hablamos dicen que podría ayudar.

«La teoría detrás del beneficio potencial implica una mejora en el flujo sanguíneo como resultado de un enérgico masaje de la próstata. Debido a que las erecciones son en gran parte, el resultado de un buen flujo sanguíneo, cualquier aumento podría conducir a mejores erecciones», dice Joshua R. Gonzalez, médico particular de Los Ángeles.

Ayuda a mantener un fluido constante de orina.

La orina debe salir en un vapor constante, pero si un hombre tiene una próstata inflamada o una inflamación, la próstata puede irritar la vejiga, haciendo que el flujo de orina desde la vejiga a través de la uretra sea lento o incluso se corte.

«Las mejoras observadas en el flujo de orina del masaje de próstata nuevamente pueden ser el resultado de la disminución de la inflamación en la próstata, lo que puede estar contribuyendo a los problemas urinarios del hombre», dice González. Los hombres también pueden probar los ejercicios de Kegel si tienen problemas con el flujo de orina, estos ejercicios son el cortar el flujo y después permitirlo, así durante el periodo en el que te encuentras orinando.

Puede aliviar la eyaculación dolorosa.

La eyaculación dolorosa es rara, pero sucede. Puede provenir de una infección o inflamación en el epidídimo (un tubo cerca de los testículos que almacena y transporta esperma), próstata, vesículas seminales y/o uretra. También puede indicar un bloqueo en el conducto eyaculador. «El masaje puede reducir la inflamación de la próstata y hacer que la eyaculación sea menos dolorosa», dice Mills.

Otra causa de la eyaculación dolorosa pueden ser los músculos del piso pélvico, que pueden ocurrir cuando los hombres tienen una inflamación o infección de la próstata. Una vez más, González dice que hacer Kegels puede ayudar. «La manipulación manual de esos músculos durante el masaje de próstata puede aliviar aún más el dolor eyaculatorio. Esto es definitivamente algo que desearía que un especialista haga esto con usted», explica.

Puede ayudar a tratar la prostatitis.

La prostatitis es una inflamación común de la glándula prostática, que puede ser causada por una infección bacteriana.

«Los síntomas incluyen todo, desde ardor de la micción hasta dolor con eyaculación, flujo de orina pésimo e incomodidad en el perineo detrás del escroto y en frente del recto», dice Danny Keiller, Doctor en medicina, que se especializa en urología en Genesis Healthcare Partners en San Diego y es asesor de la organización sin fines de lucro Men’s Health Network (que no está relacionada con la revista Men’s Health).

Si bien el tratamiento principal para la prostatitis son los antibióticos, Keiller dice que algunos médicos han usado el masaje prostático como método de tratamiento con resultados positivos, aunque no hay estudios científicos que lo respalden.

Alivia los síntomas de próstata agrandada.

Una próstata agrandada o hiperplasia benigna de próstata (HPB por sus siglas en inglés) es extremadamente común: de hecho, según el Centro Nacional de información sobre enfermedades renales y urinarias, es el problema de próstata más común en hombres mayores de 50 años. Al igual que la prostatitis, los síntomas más comunes son dolor al orinar, retención urinaria y micción frecuente.

A menudo, los hombres con BPH pueden tomar bloqueadores alfa para relajar los músculos de la vejiga y facilitarles la orina, o inhibidores de reductasa para tratar de reducir el tamaño de su próstata bloqueando las hormonas que contribuyen al crecimiento de la próstata. Un pequeño estudio del 2006 encontró que el masaje regular de próstata combinado con tales medicamentos también puede ayudar a aliviar los síntomas.

Se siente extremadamente bien.

El «punto G masculino» está lleno de miles de terminaciones nerviosas, lo que significa que cuando lo estimula, se siente muy, muy bien. De hecho, algunos hombres informan que son capaces de alcanzar el orgasmo solo con la estimulación de la próstata.

Si bien no hay suficiente investigación para sugerir que los orgasmos prostáticos específicamente pueden reducir el riesgo de cáncer de próstata, en términos generales, tener más orgasmos es bueno para la salud de la próstata: según un estudio australiano, los hombres que tuvieron cinco o más orgasmos por semana tenían un 34% menos de probabilidades de desarrollar cáncer de próstata que los hombres que tenían menos de un orgasmo por semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social profiles