Un nuevo estudio publicado en Archives of Sexual Behavior (la publicación oficial la Academia Internacional para el Estudio del Sexo) encuestó a más de 4.000 hombres sobre cómo su pene influía en su vida sexual. El 27 por ciento de esos hombres están insatisfechos por como lucia su pene flácido, 19 por ciento lo están sobre como se ve cuando esta erecto. Un 14 por ciento dijeron no estar satisfechos con su miembro.

La insatisfacción impacta su vida sexual. Cerca del 50% de los hombres satisfechos con su pene  tenían sexo una vez a la semana, comparado con el 39% de los insatisfechos. Los investigadores concluyeron que sentirse avergonzados por su pene traía ansiedad en la intimidad y esto llevaba a que evitaran tener sexo.

En un estudio separado, publicado en Jockocracy: Queering Masculinity and Sport, los atletas dieron entrevistas detallando sus experiencias comparando su pene con el de sus compañeros  mientras estaban en los lockers o baños. Esta investigación sugiere que los atletas masculinos con frecuencia miran los miembros de sus compañeros para compararlo con el propio y de una manera más antropológica de ver la diversidad humana o evaluar el tamaño del pene y la habilidad de ese jugador en la cancha. Aunque el tamaño del pene parece no tener nada que ver con el respeto que tiene ese jugador dentro de la jerarquía social del equipo o sobre su desempeño en el deporte que practican, la encuesta sugirió que un pene grande aun es idiolizado como un símbolo de masculinidad.

 

Traducido por Fabián Cardona para Revista Machio.

Tomado de Advocate.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Social profiles