Revista Machio

#BigoteMulticolor

Lo que la asexualidad nos puede enseñar saber las relaciones sexuales

Artículo traducido por Fabián Cardona exclusivamente para Revista Machio.
Original publicado en Gayety, Foto de
Sharon McCutcheon disponible en Pexels.

Existe una expectativa de que todos sentimos atracción sexual y deseo y que estos sentimientos comienzan en la adolescencia. Las suposiciones sobre el sexo se encuentran en todo lado, muchas veces ni las notamos. Videos musicales, películas, programas de reality, publicidad, videojuegos, periódicos, revistas y un largo etcétera, usan contenido sexual que apoya la idea de que la sexualidad, la atracción y el deseo son normales, pero existe un grupo de personas que desafía esa posición, aquellos que se identifican como asexuales.

Hace algunos años, la asexualidad era considerada un problema que impedía que algunos sintieran deseo sexual hacia otras personas. Cuando se descubrió que un grupo de personas no sentía o sentía un interés sexual bajo los investigadores en 1940 los llamaron asexuales, y los pusieron dentro del grupo X, no hubo más estudios sobre el grupo X y los asexuales y la asexualidad se perdieron en el tiempo, mientras que los estudios sobre la sexualidad crecieron cada vez más.

Incluso actualmente, la asexualidad parece un misterio para muchas personas, a pesar de que más personas hablan del tema y otras más se identifican como asexuales. La asexualidad es un concepto difícil de entender para muchas personas, investigadores han encontrado, que la asexualidad como una identidad sexual recibe más negativismo que otra minoría sexual.

¿Qué es la asexualidad?

Existe un gran debate sobre lo que es la asexualidad, no está decidido si es una orientación sexual o una identidad sexual, tampoco se ha decidido si es una condición médica o una enfermedad que podría ser tratada.

Para muchos, ser asexual es menos un sobre entender la atracción y el comportamiento sexual, y más sobre poder discutir gustos y cosas que no les gusta, así como expectativas y preferencias en la etapa inicial de una relación. De esa manera, es una forma de ser honesto y directo con posibles compañeros románticos, y evitar presuposiciones dañinas para cualquier tipo de relación, quizá por eso tantos asexuales no ven su condición como un problema sino como una forma de vida.

Las discusiones sobre sexo y sexualidad al inicio de una relación pueden hacer que ambas personas sean mas respetuosas hacía las preferencias y decisiones de la otra, y así también reducir la posibilidad de hacer peticiones que hagan sentir a la otra persona incómoda o aquellas que llevan un sutil elemento de coerción.

Redefiniendo límites.

De esa forma, con la inclusión de honestidad y claridad, la asexualidad permite una forma perspicaz de ver la sexualidad, y la manera en que una persona asexual interactua con otra en un nivel íntimo.

Es difícil salir del clóset porque es una orientación que está definida por “lo que no pasa” Aunque para muchos asexuales sí pasan muchas cosas, ellos están explorando lo que se siente bien en el contexto de intimidad, considerando diferentes aspectos de las relaciones y los noviazgos, están hablando sobre las experiencias de cada uno y buscando personas con quién compartir experiencias similares.

Los asexuales están pensando de forma crítica sobre lo que significa estar cercano a alguien, y al hacerlo, muchos de ellos tienen un conocimiento sobre prácticas íntimas no sexuales, también están desarrollando cualidades únicas en una sociedad y cultura que se considera hipersexualizada.

En un momento en que se está aceptando que los adolescentes tienen dificultad para entender lo que significa una relación romántica sana, la asexualidad nos ofrece una nueva forma de ver las relaciones, tanto sexuales como románticas, y eso podría tener un impacto inmenso en el tipo de ayuda que le podemos brindar a otros para entender la intimidad en relaciones sin componentes sexuales.

Artículo publicado por Catriona Jones para La Universidad Hull.

Abogado inquieto por temas de tecnología, inclusión e igualdad.
View all posts

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros artículos en esta categoría: