Me preguntó si yo era  del tipo de salir en citas románticas, le dije que sí pero dependía del hombre con el que me encontrara. Estábamos frente al espejo, mirando nuestros cuerpos, sudando con intensidad, luego nos encontramos en un café que quedaba cerca.

Luego de una buena charla, le dije lo inimaginable “Debo advertirle” le dije, “Salir conmigo es difícil, por eso no lo hago con frecuencia” Me preguntó a qué me refería y le expliqué que yo era un hombre que creía en el poliamor y no en la monogamia, lo mejor que podía ofrecerle era una exclusividad romántica, al menos al inicio, pero que jamás podría ser exclusivo sexualmente con él.

Respiró, miró su café y me dijo: “Estoy de acuerdo con eso, pero ¿Para qué salir con alguien si igual va a tener sexo con todo lo que se mueva?”

No tuvimos una segunda salida y está bien, nunca hubiera funcionado de todos modos, estas son las 15 razones por las cuales nunca podría ser monógamo.

  • EL SEXO Y EL AMOR SON COSAS DISTINTAS.

En toda discusión sobre monogamia, no monogamia y poliamor este es el inicio. El sexo y el amor son cosas distintas, nuestra cultura tiende a unirlas, o al menos los vemos como productos, uno del otro, pero la realidad es muy distinta. El sexo es un acto animal, la satisfacción de una necesidad básica, algo que se hace con un extraño o con un amante conocido desde hace años. El amor es una palabra difícil de explicar pero contiene una conexión mental y emocional con alguien, una conexión que no depende del sexo.

Existen muchas parejas muy enamoradas que no tienen sexo entre ellas, y hay muchas personas que se irán esta noche a la cama con un desconocido, alguien a quien no aman, que puede que no les guste mucho y tendrán sexo con ellos, yo soy uno de ellos.

 

  • SE PUEDEN AMAR A VARIAS PERSONAS AL MISMO TIEMPO.

Existe un mito de que el verdadero amor viene en dosis pequeñas, que un amor compartido entre más personas es débil o menos autentico, es la “economía del hambre” y trae unos mitos que son muy duros de aceptar por personas que han sido abusados física o emocionalmente.

Nuestra cultura les dice a las mujeres que tienen que “pelear” por un buen hombre, le dice a la gente que tiene que reclamar el amor de alguien antes de que se lo entregue a alguien más y lo pierda. Estos son resultados enfermos de la economía del hambre y nuestra cultura los repite una y otra vez, nos habla sobre el mito de que algo, evidentemente ilimitado, tiene cierta cantidad disponible. Hay mucho amor, sexo y placer disponible, rechazar esos mitos es el primer paso para aceptar el concepto del poliamor y como puede cambiar la vida.

 

  • SE PERMITE TENER SEXO CON MUCHAS PERSONAS.

Y los que practicamos el poliamor y la no monogamia aceptamos un punto de vista muy radical pero sencillo: el sexo es una cosa muy buena de la cual nunca se puede tener demasiado.

El sexo no es malo, no es pecaminoso, y usted no es un pecador o un pervertido por querer tenerlo. Vivir así, disfrutando su sexualidad, hará que le lluevan criticas, lo insultarán, la gente no tendrá citas románticas con usted y dirán que es una “perra” o una “cualquiera”.  Hay muchas actitudes  alrededor del sexo en el mundo  y la mayoría son negativas, muchas religiones se preocupan demasiado por controlar lo que hacemos con nuestra vida sexual. No las escuche, o si lo hace, entienda que es una forma de condicionamiento social y abuso institucional que viene ocurriendo durante siglos.

 

  • LA NO-MONOGAMIA Y EL POLIAMOR EXISTEN.

Son términos que no son intercambiables, se puede tener una relación monógama de poliamor si hablamos técnicamente.

La monogamia es la exclusividad sexual con una sola persona, o algunas personas, usted es monógamo cuando teniendo a su novio, únicamente tiene sexo con él y él únicamente tiene sexo con usted.

La no-monogamia reconoce los problemas que tiene el concepto y la práctica de la monogamia y definió distintas relaciones en las que la exclusividad sexual varia, las parejas que no son monógamas tienen ocasionalmente tríos, o aventuras por fuera de la relación,  o tienen relaciones de amo/esclavo con otras personas, o juegan por fuera de la relación cuando su pareja está de viaje, o tienen ciertas libertades en ocasiones especiales.

El poliamor es la práctica de amar a varias personas  al mismo tiempo, la diferencia es que la “no-monogamia” exige de plano una relación de dos personas con compañeros sexuales por los lados. En contraste, el poliamor rechaza la idea  de una relación central como la principal, y entiende cada relación  como única y diferente. La no-monogamia tiene un enfoque central en el sexo, en la ausencia de fidelidad entre una pareja, mientras que el poliamor habla sobre el amor, las relaciones de afecto entre varias personas sin importar la cantidad de sexo que exista entre ellas.

 

  • LA MONOGAMIA ES PROBLEMÁTICA.

Los problemas de celos están presentes con mucha frecuencia en las relaciones monógamas, la desconfianza, la infidelidad, y la manipulación absurda que nace de las relaciones monógamas. Muchas personas aseguran que la monogamia funciona, pero creo que el concepto ignora el impulso básico de querer tener mucho sexo, con muchas personas y poder disfrutarlo, creo que la monogamia no aplica a nuestra especie, las tasas de divorcios y separaciones comprueba que la monogamia no funciona, así como la cantidad de personas que irrumpen en las redes sociales de su pareja buscando si tiene a alguien más, una visible advertencia de que esa relación no funciona.

 

  • EL SEXO CON LA MISMA PERSONA SE VUELVE ABURRIDO.

Incluso si usted es un macho alfa, el sexo con la misma persona termina volviéndose repetitivo, predecible y aburrido, esa es la realidad, si la monogamia es el requisito, entonces usted y su pareja terminaran con una vida sexual aburrida.

EL aburrimiento es inevitable, cada año, infinidad de parejas casadas gastan mucho dinero tratando de ponerle picante a su relación, para terminar fracasando en su intento, algunas veces la solución no es cambiar de lubricante, o empezar juegos de roles, algunas veces la solución es una persona más.

 

  • NADIE PUEDE SATISFACER TODAS TUS NECESIDADES SEXUALES.

Todos tenemos una larga lista de cosas que nos gustan y nos disgustan referente a la sexualidad, y encontrar a alguien que le guste TODO lo que nosotros queremos experimentar es bastante difícil, sería ponerle una enorme cantidad de presión, buscar un Superman, y la misma presión estaría sobre mí para estar a la altura de lo que estoy pidiendo.

 

  • QUIERO UN GRUPO.

En un mundo ideal, yo tendría un pequeño pero variado grupo de amantes, sexis, cariñosos, mente abierta que conocen la existencia de los otros. Siempre voy a disfrutar del sexo con un desconocido en un cuarto oscuro, y necesito que mis amantes conozcan y entiendan esa parte de mí, quiero que estén ahí conmigo, cuando salga de la sauna, o de la discoteca y regrese a casa, buscando abrazar a alguien y descansar toda la noche.

 

  • QUIERO QUE MI GRUPO TAMBIEN TENGA UNA EXCELENTE VIDA SEXUAL.

Estoy consciente de que no seré capaz de satisfacer todas las necesidades de mis amantes, no tengo tantas cualidades. Si alguien a quien amo quiere jugar de una manera en la que no me siento capaz o a la altura, o si tienen una conexión con alguien de una manera que no la tiene conmigo, quiero que puedan disfrutar del sexo con esa persona sin que yo esté presente, no quiero que cambien o restrinjan su placer.

 

  • LA MONOGAMIA ES IMPUESTA POR LA RELIGION.

No todos los ateos disfrutan del poliamor, pero yo lo hago. No creer en dios hace más fácil que yo pueda poner mis propias reglas. La gente que está en contra del sexo, del placer, de los homosexuales tiende a ser religiosos.

Y justo cuando esas personas imponen leyes que violan los derechos de personas como yo, lesionan a las mujeres y refuerzan la visión negativa del sexo, contribuyen a una división cultural que ha existido desde siempre entre los que vemos el sexo como algo natural y positivo y los creyentes en algún dios. Existen muchas excepciones en la guerra entre “fe y amor libre” pero siempre las personas como yo han sido catalogadas como desviadas, prostitutas, sodomitas y pecadores.

 

  • LA MONOGAMIA NO ES NECESARIA PARA UNA RELACION FELIZ.

Ninguna relación es perfecta, pero una relación no monógama, poliamorosa o fuera de esa restricción se acerca mucho. Imaginen, todos tienen suficiente sexo, todo el sexo que desean, mientras que reciben amor y cariño, claro los celos pueden llegar eventualmente pero la comunicación es la clave.

 

  • LA NO MONOGAMIA NO REQUIERE HONESTIDAD COMPLETA, PERO AYUDA TENERLA.

Decirle a su pareja que quiere tener sexo con Andrés el vecino del frente no será fácil, pero si está saliendo con alguien maduro que escucha antes de gritar, llegara un momento en que se sentirán agradecidos de tener a alguien que prefiere decir la verdad antes de actuar de una manera deshonesta y serle infiel sin que usted se dé cuenta.

Así empezaría la conversación sobre la “exclusividad sexual” y también si se desarrollan sentimientos por Andrés podrían hablar sobre el poliamor llegado el caso.

 

  • LA NO MONOGAMIA EXIGE BUENA COMUNICACIÓN.

La comunicación es muy importante en todas las relaciones, pero en las relaciones no monógamas es vital, claro, los celos y la inseguridad pueden surgir en cualquier momento al fin y al cabo ir en contra de las imposiciones sociales es difícil pero no imposible. Aprender a escuchar y expresar nuestros deseos nos hará mejores novios.

 

  • EL POLIAMOR ME HACE HECHO UN MEJOR NOVIO.

Herí a ciertas personas antes de darme cuenta que yo no podía ser un hombre monógamo, rompí sus corazones y no lo merecían, fui un traidor, no los amaba menos, de hecho los amé muchísimo.  No sabía que no ser monógamo era una opción, no sabía cómo expresar lo que yo quería, sentía vergüenza y culpa por querer tener sexo con otras personas. ¿Por qué no me siento satisfecho? ME repetía durante cada rompimiento, eso se hubiera podido evitar si hubiera sido honesto conmigo mismo y los demás.

Si esto le está pasando, y siente que va a herir a la persona que ama, hable con ella y exprésele sus necesidades, puede que sea la mejor conversación que tengan.

 

  • SOMOS LIBRES.

Odio la idea de que todos tenemos que llevar la misma vida, la gente siempre nos ha dicho con quien podemos salir, de quien nos podemos enamorar, con quien podemos tener sexo y con quién no. Estoy diciendo que no tenemos que hacer nada que no queramos, podemos tener tanto sexo como queramos, ocuparse de sus necesidades, cuidar a la gente que ama y apoyar las decisiones que tome, sus necesidades sexuales son importantes porque usted lo es, merecen su atención y buscarle una solución. El sexo no es algo para esconder, para mantener metido en el closet o debajo de la cama, no se tiene que disculpar por tenerlo, o vergüenza. Es su vida, ámelo y disfrútelo de todas las maneras posibles.

Traducido por Fabián Cardona para Revista Machio, tomado de Advocate

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social profiles