Jelquing, la antigua técnica que promete agrandar el pene

Existe una antigua técnica que dicta que puedes hacer crecer tu pene solo estirándolo. Te contamos qué tanto funciona.

Fuente.

Se ha dicho que los hombres están obsesionados con el tamaño de su pene. Y esta afirmación no está tan alejada de la realidad. De hecho…

Según una encuesta de 2015, la cirugía de agrandamiento del pene sigue siendo uno de los procedimientos cosméticos más deseados entre los hombres estadounidenses, solo superada por la reducción de grasa.

Aunque, desafortunadamente el bisturí no siempre es una opción valida para todos los hombres. La penoplastia, como se conoce a este procedimiento quirúrgico, puede presentar algunos riesgos graves, que incluyen infección, coágulos sanguíneos, erecciones más débiles y «deformación» del miembro.

Esa pequeña advertencia aterradora ha llevado a algunos hombres por un camino diferente hacia la perfección de su miembro. Se trata de un procedimiento no invasivo y gratis, que se conoce como «jelquing«.

¿Qué es Jelquing para crecer el pene?

Según los entusiastas del jelquing, esta técnica se remonta a la antigua civilización árabe, aunque los científicos dicen que fue introducido más recientemente por los intermediarios en línea que buscan hacer dinero.

Jelquing es una práctica basada en una serie de ejercicios de estiramiento diseñados para agregar longitud y circunferencia.

Aunque, se ha confirmado que el exceso de jelquing también puede conllevar algunos riesgos graves, incluido el «quebrantamiento» de tu amigo.

Guía para el Jelquing.

La mayoría de las guías de Jelquing sugieren esperar hasta que esté casi erecto. Una vez allí:

1. Se lubrica y agarra la base del miembro, usando solo el pulgar y el índice.

2. Aplica presión y desliza la mano por él, como si estuvieras «ordeñando el órgano».

3. Suelta y repite (la mayoría de las guías de jelquing recomiendan dar golpecitos después de unos 20 minutos de ejercicio).

Foto tomada de Tumblr.

¿Una ciencia o un mito agrandar el pene con Jelquing?

Existen dos principios detrás de la supuesta «ciencia» de jelquing. Algunos afirman que los ejercicios pueden ayudar a aumentar la cantidad de sangre durante una erección, causando un aumento en el tamaño.

Otros creen que la fuerza administrada por jelquing crea micro tensiones en el tejido del pene. Luego crecen nuevas células para reparar lo perdido, lo que lleva a un aumento en el tamaño. La idea es que es esencialmente culturismo para tu pequeño.

Existe una filosofía médica legítima que parece apoyar el concepto de mejora orgánica del miembro. Se llama «remodelación tisular» y gira en torno a la reorganización de los tejidos existentes.

El Dr. Paul Turek, un líder en salud e investigación reproductiva y sexual de los hombres, sugiere que busquemos aparatos dentales para demostrar el poder de la remodelación.

«La física del tiempo y la presión pueden provocar cambios en casi cualquier cosa en esta tierra«… le dijo a MensHealth.com, con énfasis en esa parte del «tiempo»: se necesitarían meses de presión aplicada durante horas por día para que este principio realmente funcione.

¿Funciona o es peligroso?

Lo sentimos, pero la mayoría de los miembros de la comunidad médica dicen que no:

«El defecto fundamental con jelquing es una comprensión pobre de la anatomía del pene por sus defensores«, dice Jesse N. Mills, MD, un urólogo especializado en medicina reproductiva masculina y cirugía.

«Cuando practicas algún tipo de jelquing, estás estrujando sangre en las cámaras eréctiles y solo lo estás esponjand. Si hay algo de crecimiento, es simplemente en una semi erección».

Además, el jelquing podría hacer más daño que bien:

«Jelquing puede llevar a aplicar demasiada fuerza por muy poco tiempo para producir un cambio real. Como empujar tus dientes con fuerza durante varios minutos al día para moverlos, en lugar de usar brackets «, dice Turek.

Quizás lo más preocupante es que aplicar demasiada presión sobre el pene puede causar daño vascular, cicatrización y disfunción eréctil. Algunos urólogos han sugerido que el jelquing agresivo podría incluso conducir a una curvatura del pene.

Foto tomada de Tumblr.

Cómo conseguir un pene más grande.

Primero que nada, tu amigo probablemente esté bien tal y como está. De hecho, según una encuesta británica, a la mayoría de las mujeres les importa mucho menos el tamaño de lo que probablemente piensas.

Sin embargo, eso no ha impedido que los hombres se obsesionen con esta idea. Otra encuesta, arroja que más del 45 por ciento de los hombres desearían estar más equipados debajo del cinturón.

Y este tema se ha vuelto tan generalizado que los psicoterapeutas han comenzado a diagnosticar pacientes con pene pequeño con ansiedad o trastorno dismórfico del pene.

Dicho esto, si realmente quieres lucir más grande, existen métodos de modificación más seguros que jelquing:

1. Perder peso es uno de ellos: cuanto menos grasa tengas alrededor del área púbica, más grande será tu miembro.

2. Rasurar también puede ayudar a que el eje sea más visible.

Si eso no ayuda a resolver tus inseguridades, recuerda: en el contexto del sexo heterosexual, el coito no es lo que generalmente conduce al orgasmo.

Es mucho más probable que los hombres ayuden a sus parejas a alcanzar el clímax al realizar otros actos sexuales, como el sexo oral, que al aumentar su pene.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Social profiles