Cómo entrenar tu suelo pélvico (y evitar problemas sexuales)

Conoce los famosos ejercicios de Kegel que deberás de aplicar antes de los 30 años. Aquí las consecuencias de no hacerlo.

Fuente: Esquire.

Sí, antes de comenzar, aclaramos que los hombres también tenemos suelo pélvico, y es tan importante como en ellas. Esta membrana musculosa se ocupa de darle cobijo a la próstata o la vejiga, entre otras vísceras. Una vez aclarado vayamos al punto importante, ¿por qué es primordial que entrenes como otro músculo esta zona? Su deterioro es una de las principales causas que derivan en problemas de próstata (tan comunes y molestas), además de incontinencia urinaria y trabas en tu erección. Y esto ocurre tan solo pasando los 30 años.

Tus orgasmos y placer íntimo se verán afectados por esta zona, por lo que el medio Therapeutic Advances in Urology determinó que tras unos ejercicios de Kegel durante 12 semanas la eyaculación se extendía de los 31 segundos  hasta los 246. Y tranquilo, no hace falta hacer posturas extrañas, ya que podrás practicarlo en el coche, oficina o en la calle.

Detecta los músculos que te ayudan a miccionar, ¿cómo? Imagina que orinas e intentas detener el chorro, sí, son justos esos. Una vez que sepas dónde se encuentran, mantenlos tensos y ejercitados 3 o 4 veces al día con contracciones de 20. 
Cuando hayas aprendido a retener el líquido de tu orina y sentir la presión en esa zona significará que manejas de forma voluntaria tal grupo muscular. Pero no confundas esta contracción con un ejercicio de nalgas, abdomen o muslos, ya que estos han de estar relajados para dejar que la fuerza se centre en tu suelo pélvico. ¿Estás listo para darle fuerza en la mañana, tarde y noche?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social profiles