Entrenamiento de pene para detener la eyaculación precoz

Así es, suena difícil de creer, pero efectivamente existe un entrenamiento para tu pene que puede ayudarte a detener la eyaculación precoz.

Fuente: Esquire.

Probablemente pienses en los ejercicios de Kegel como algo solo para chicas. Ellas aprietan los músculos del piso pélvico para prepararse para el parto o bien para hacer que el sexo sea más intenso.Pero sorprendentemente, resulta que estos ejercicios no son solo para mujeres.

Una nueva revisión en la revista Urology encontró que fortalecer el piso pélvico de un hombre, es decir, los músculos que rodean la base de su pene y forman un estante en la parte inferior de la pelvis, puede ayudar a detener la disfunción eréctil y la eyaculación precoz.

FORTALECE TU PENE PARA DETENER LA EYACULACIÓN PRECOZ CON ESTE ENTRENAMIENTO.

El médico Andrew Siegel, cirujano urólogo y autor del estudio dice que: “Cuando tienes una erección, tus músculos pélvicos mantienen la sangre en tu eje lo cual ayuda a mejorar y mantener la rigidez” Y para todos aquellos eyaculadores prematuros, apretar estos músculos puede retrasar su orgasmo. “Cuanto más fuertes sean estos músculos, mejor será el efecto”, dice el Dr. Siegel.

Puede sonar demasiado bueno para ser verdad ¿no?, pero la ciencia lo respalda. Un estudio realizado en el año 2005 encontró que el 75% de los hombres mejoraron la función eréctil después de hacer los ejercicios de Kegel.

En otro estudio, investigadores italianos encontraron que el 61% de los hombres se curaron de la eyaculación precoz mediante la rehabilitación de los músculos del piso pélvico. Sin embargo, el doctor Christopher Kelly, profesor asistente de urología en el Centro Médico Langone dice que: “Existen diferentes causas que provocan problemas de erección y eyaculación, por lo que los ejercicios de Kegel pueden no resolver todos sus problemas sexuales”.

Pero estos ejercicios son gratis, fáciles de hacer y vale la pena intentarlo para detener la eyaculación precoz con entrenamiento antes de recurrir a la medicación.

¿LISTO PARA PROBARLO POR TI MISMO? AQUÍ TE DECIMOS CÓMO HACERLO.

Aprieta los músculos que normalmente utilizarías para detener el flujo de orina y mantén la contracción durante aproximadamente 1 o 2 segundos, concéntrate solo en usar los músculos pélvicos y no los músculos de los glúteos, muslos o caderas.

  • Después de los dos segundos, relaja nuevamente tus músculos.
  • Repite 30 veces, descansando un minuto cuando hayas terminado.
  • Realiza 3 series, de 3 a 4 veces por semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Social profiles