El descuido de los heterosexuales que se acuestan con homosexuales

Muchos de ellos no conocen sobre PreP y parte de esa responsabilidad recae en nosotros.

En mi vida sexual me he encontrado con varios hombres heterosexuales pero “curiosos de bajo perfil”. Hombres con los que he tenido sesiones sexuales grandiosas pero con una característica en común: no hemos usado protección.

Ellos no se consideran bisexuales ni homosexuales, simplemente heterosexuales y me han dicho que nunca han pensado en identificarse, o que simplemente les siguen gustando las mujeres.

Pero se arriesgan, tienen sexo con hombres sin condón, porque según ellos, se siente mejor, con las mujeres el uso de protección es más frecuente, ya sea por evitar un embarazo, porque ellas tienen el periodo o alguna otra razón, pero en los hombres el condón se vuelve ocasional, casi inexistente.

Nosotros como homosexuales hemos vivido en una alerta constante sobre los peligros del VIH, es una tormenta que siempre parece cerca pero muchas veces no llega a nuestras vidas, o la escuchamos en las vidas de personas cercanas. Los heterosexuales no, normalmente ellos asocian contagiarse con tener sexo con prostitutas, pero no consideran que puedan enfermarse por tener sexo con hombres y no cuidarse.

Yo no uso Grindr, pero cuando lo he instalado por curiosidad o por temas específicos como un artículo para esta revista, me he encontrado con varios perfiles de hombres que se autodenominan como: discretos, de clóset, con vida heterosexual, con novia y demás formas de describir su vida “diaria”, entonces lo que escribo acá no es tan alejado de la realidad. Lo mismo debe pasarles a ustedes queridos lectores.

Esos hombres son expertos en encontrar a otros hombres para tener sexo casual, pero no lo son para alertarse sobre el peligro al que se enfrentan, o irse a un laboratorio para un examen de sangre, lo cual es ponerse en riesgos tanto ellos como sus compañeros sexuales, ya sean hombres o mujeres.

No existe una solución distinta a protegerse, o al menos enseñarles a estos hombres que también viven en riesgo, pero tampoco ayuda el hecho de que muchos homosexuales prefieren el sexo a pelo, entonces no se preocupan por esa situación.

Finalmente, no está en mis manos decirles cómo vivir su vida, cada quién lleva su vida sexual como mejor le parece, y eso no lo hace mejor o peor persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Social profiles