Cuando volver con el ex es la mejor decisión

Rachel y Ross, Alex y Piper, Serena y Dan, son ejemplos de las relaciones intermitentes de la televisión internacional.

Artículo traducido por Fabián Cardona, exclusivamente para Revista Machio. Tomado de MIC. Fotografía de FRIENDS NBC.

Lo que se dice comúnmente es que nos debemos mantener alejados de las personas con las que tuvimos relaciones largas y algunas veces desastrosas. Pero hay quienes dicen que las mejores relaciones son con personas que ya conocimos.

Un estudio de la Universidad de Kansas del 2013 encontró que muchas de las parejas que volvían después de estar separados asumían que sus parejas habían cambiado para bien, o que eran mejores comunicándose. Y por esa presunción muchas tendían a no discutir con sus parejas sobre decisiones importantes en su vida, como irse a vivir juntos o conseguir una mascota, cosas que terminaron afectando negativamente la relación.

Los investigadores se dieron cuenta que muchas de esas personas se sintieron menos satisfechas con sus ex, tuvieron una peor comunicación, tomaron decisiones que afectaron negativamente la relación, tuvieron menos autoestima y sentían mucho temor e inseguridad en su relación y el futuro de la misma.

Pero algunas veces lo que necesitaba la relación era un tiempo separados. Primero tienen mucho en común, pero faltaba la llama del amor o el romanticismo, algunas veces las relaciones terminan después de varios meses.  Con la separación, la dinámica de la relación cambió, cada uno de la pareja explora otras situaciones sociales, salen con otras personas e incluso exploran aspectos de su sexualidad que antes no tenían en cuenta.

Entonces cuando regresa, aparece una llama de interés romántico y sexual que antes no existía, sin el tiempo separados hubiera sido muy difícil encontrar esa conexión, esa llama entre la pareja que se reúne.

Muchas veces la inexperiencia o inmadurez de ambos puede ser la razón por la que la relación no funcionó en primer lugar, ya con el tiempo transcurrido y el crecimiento personal se puede apreciar otras cosas en la relación que antes no se notaban.

Hay que tener claro las razones por las que se acabó la relación la primera vez, en casos de infidelidad, por ejemplo, puede que la persona ya haya decidido buscar una relación monógama, en casos de desinterés puede que la persona ya esté enfocada en otras cosas en su vida que antes no le interesaban.

También hay que tener el elemento de la amistad, muchas veces dos amigos se pueden volver novios más fácilmente que dos personas que salieron, pero nunca volvieron a saber del otro. Eso también ayuda a evitar la etapa inicial de salir con alguien nuevo, conocerle sus gustos, sus manías y su forma de ser, como eso ya se conoce, puede valorarse si esa persona encaja en nuestro presente o si simplemente se debe quedar atrás.

Hay que tener en cuenta que siempre existe el riesgo de que la persona no haya cambiado, y hay que estar alertas si desde el inicio se ven los mismos problemas que llevaron al rompimiento la primera vez, en ese caso es mejor alejarse.

Salir con el ex funciona para personas que hayan cambiado, madurado y que se consideren en otra etapa de su vida, y en esos casos puede valer la pena buscarse una segunda oportunidad.

Si están pensando en volver con su ex, deben analizar muy bien las razones que los hacen pensar en ese reencuentro y valorar si la persona cambió las cosas que antes hicieron la relación imposible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social profiles