7 dilemas de los hombres versátiles

Ser activo y pasivo, disfrutar ambos roles de igual manera trae varios dilemas, acá les contamos cuáles.

1- No saber si hay habrá sexo anal de su parte. Cuando uno es pasivo no importa no ir al baño antes de ir a verse con la pareja, cuando uno es pasivo siempre está listo para ser penetrado, pero cuando se es versátil se vive en una incertidumbre. En esos casos es mejor siempre estar listo.

2- Asumir que sólo nos gusta un rol. Si en el primer encuentro se fue activo, la pareja asume que siempre se quiere ser activo, o caso contrario si la primera vez se es pasivo. Recuerden que la clave para una vida sexual satisfactoria es siempre mantenerla fresca y diversa.

3- La poca fe. Muy pocos hombres creen que pueda existir un versátil al 100%, pero hay que tener claro que ser activo o pasivo se decide con variables tan distintas como la persona con la que nos vamos a acostar, el estado de ánimo y otras que simplemente ni conocemos.

4- Cuando no se acuestan con nosotros. Algunos hombres solo se acuestan con personas que se definen exclusivamente dentro de un rol, sólo activos o sólo pasivos, entonces los versátiles quedan en un limbo.

5- Asumir el rol por la expresión de género. Es decir, asumir que un tipo varonil con barba es activo y que un hombre de cuerpo delgado y amaneramientos sea pasivo, ese estereotipo aparte de inexacto está mandado a recoger.

6- Querer los dos roles. A veces un versátil quiere ser penetrado y penetrar en la misma sesión y con el mismo hombre pero se encuentran que la pareja es de un rol exclusivo.

7- Estar a la merced del otro. A veces los versátiles se ven con pasivos exclusivos y cuando desean que los penetren, simplemente no se puede… La pareja es pasiva exclusivamente, entonces toca que cumplir con el rol de activo y buscar esa acción en otra parte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Social profiles