Revista Machio

#BigoteMulticolor

Tamara Adrián: “El machismo se mantiene como medio de dominación y la comunidad trans no es una excepción”

Fuente: BBC.

“La historia de todas las mujeres trans se parece y la mía es bastante similar”, dice Tamara Adrián, una venezolana de 62 años no muy dispuesta a ahondar en los detalles.

“Como a todas, me tocó enfrentar la intolerancia y la exclusión por ese concepto cisnormativo con el que se pretende volver biológica la estructura de género”, dice.

De su forma de hablar se traduce que está acostumbrada a la jerga política.

Es eso, precisamente, lo que hace que su historia, aunque tenga elementos comunes con los de cualquier mujer transgénero, sea muy diferente.

Y es que, Adrián logró todo un hito: es desde 2015 diputada de la Asamblea Nacional de Venezuela por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), la coalición de los partidos de oposición.

Graduada en la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) y doctora en derecho comercial por la Universidad Panthéon-Assas de París, también imparte clases de derecho en su alma máter, en la Universidad Central de Venezuela (UCV) y en la Universidad Metropolitana (Unimet).

Ella es consciente de su posición privilegiada, pero recuerda, sólo porque se le insiste, que también tuvo unos padres que la llevaron al psicólogo para que la “reorientara”.

Que en su adolescencia empezaba a tomar hormonas y las dejaba en cuanto comenzaban los cambios físicos, “por miedo a perder opciones y de que la única fuera la prostitución”.

Reconoce que llegó a sentir su vida en peligro. “Sí, pudo haber ocurrido”, dice.

La venezolana Tamara Adrián se reivindica feminista.

En 2002 se sometió a una operación de reasignación de sexo en Tailandia y, ya de regreso en Venezuela,el 14 de mayo de 2004 pidió ante la Sala Constitucional del Tribunal Supremo que se reconociera su identidad, ya que legalmente sigue llamándose Tomás Adrián.

“Aunque el tema de la operación es irrelevante a fin del reconocimiento de la identidad”, matiza.

A la fecha no ha obtenido respuesta. El máximo tribunal ni siquiera se ha pronunciado sobre la admisión del expediente.

“La situación de discriminación en Venezuela es terrible”, subraya Adrián, quien también tiene críticas para la comunidad a la que pertenece.

“El machismo se mantiene como medio de dominación y la comunidad trans no es una excepción. Muchas mujeres transgénero reproducen ese sistema y creen que el único mecanismo para la reinserción es la belleza”.

Por eso, ella se reivindica feminista.

LEAVE A RESPONSE

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros artículos en esta categoría: