Krow Kian, el modelo transgénero portada de GQ España

Un punto de encuentro para todos esos hombres que somos y todos los que nos gustan e inspiran, sin importar su edad, raza, o identidad sexual.
Y nadie mejor para protagonizarlo que Krow Kian, el primer modelo ‘trans’ en aparecer en una portada de GQ en todo el mundo.

Fuente Revista GQ. Imágen Of the Minute.

Cuanto más hacemos más nos damos cuenta de todo lo que queda por hacer. Por ejemplo, nuestra primera portada con un personaje transgénero. “No es lo mismo gritar que no hacerlo”, escribe Daniel Borrás, director de GQ, en el editorial del número de julio-agosto. Aunque, aclara, tal vez “todavía toque gritar”.

Krow Kian es, en palabras de Luis Venegas (editor de la revista ‘Candy’ sobre moda transversal e invitado este mes en GQ), todo un caballero. “Uno de hoy en día, uno maravilloso”. También es modelo y un hombre altruista. Tanto que, pudiendo hablar de cualquiera de las cosas increíbles que están pasando en su vida y en su carrera ahora, ha querido abrirnos su pasado de par en par. Aquel en el que su existencia aún se declinaba en femenino. Los tiempos antes de su transición y la transición misma. El proceso de búsqueda de sí mismo. Sabe que su ejemplo es precioso como el oro para todos aquellos que se encuentren hoy en su situación. Cuanto más hace, más se da cuenta de todo lo que queda por hacer. “Vaya donde vaya”, nos cuenta, “quiero que se oiga mi voz”.

Krow es el primer modelo transgénero en protagonizar una portada de GQ en todo el mundo. Que ahora sea el momento sólo nos recuerda que durante demasiado tiempo no lo fue, pero estamos convencidos de que lo seguirá siendo en el futuro, porque esta puerta abierta a la pluralidad es sólo un primer paso. Parafraseando a Neil Armstrong, uno pequeño para GQ, pero grande para la humanidad. En pleno siglo XXI, mientras celebramos los 50 años de la llegada del hombre a la luna, pareciera que es más fácil conquistar el espacio que conquistar la diversidad. En definitiva, seguimos aprendiendo. Hacemos, y nos damos cuenta de que queda mucho por hacer. Pero, lo más importante, queremos seguir haciendo.

En este número de GQ, consagrado a la diversidad, damos voz a todos los hombres, sin importar su edad, raza o identidad sexual. De un viejo rockero como Richard Hawley a la emergente estrella del pop y primer cantante británico en reconocer que tiene una identidad no binaria: Sam Smith. Del inconformismo iconoclasta de Dellafuente a la rebeldía con causa de Hervé Guibert. Y, por supuesto, damos voz a Krow. “Ser un modelo positivo tanto para la gente transgénero como para la gente en general es estupendo, porque muchos transgénero han tenido referentes cuyas vidas han acabado en tragedia”, nos asegura.

Imágen Fashion Male Directory.

Como bien dice Krow, en la historia de los transgénero sobran referentes trágicos y faltan ejemplos de hombres felices y realizados. El modelo canadiense es de estos últimos, aunque su transición no estuvo exenta de miedos. “A mi madre al principio le daba miedo la transición porque tenía amigos que habían pasado por ello y uno de ellos decidió luego que era algo que no deseaba realmente y acabó suicidándose. Otro tampoco fue feliz después de la transición, aunque aceptó su situación. A ella le preocupaba que a mí me fuera a pasar lo mismo y le preocupaba también mucho mi salud, pero una vez se dio cuenta de que me iba a hacer realmente feliz, me apoyó totalmente y estuvo conmigo a lo largo de todo el proceso”.

Krow Kian ha tenido la valentía de contar todo este periplo vital, que empezó cuando cumplió la mayoría de edad, en un documental que está pendiente de estreno, titulado ‘TRANSformation’. Y, ahora, también en GQ España. “Me di cuenta de que, en el caso del cambio de mujer a hombre, había alguna información, pero en ningún caso se hablaba de la transición, es decir, del dolor físico, de la reacción ante los pequeños cambios, de las operaciones… Creí que grabarlo podría ayudar a mucha gente. Y me grabé estos tres años”, explica el modelo.

En la actualidad, Krow es un modelo masculino que no para de trabajar (ha desfilado para Louis Vuitton, McQueen o Haider Ackermann). “He tenido el apoyo de mi familia y trabajo en un sector, la moda, que lleva unos años abogando por la diversidad, estética, racial, religiosa y también de género”, nos dice. Es también un tipo feliz al que le gusta pescar y hablar de pescar. Una persona que te reconcilia con las cosas buenas de la vida. Un hombre GQ por los cuatro costados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Social profiles