Andrea Cortés acapara la atención al quitarse el uniforme para ponerse la lencería que ahora promociona.  

La bumanguesa de 24 años se ha vuelto famosa en el país por haber ingresado hace cuatro años a la Policía Nacional como patrullero, de sexo masculino, pero hace un año solicitó en una notaría el cambio de nombre y ante la Registraduría la actualización de su cédula de ciudadanía, de sexo femenino. 

Andrea Cortés acapara la atención al quitarse el uniforme para ponerse la lencería que ahora promociona.  

La familia de Andrea Cortes que se compone de su madre y dos hermanas, la apoyan incondicionalmente, mientas ella continúa adscrita a la Policía Nacional desde el departamento del Cauca, donde se siente orgullosa por ser reconocida como mujer.  

La patrullera atravesó por una batalla judicial que llegó hasta el Tribunal Superior del Distrito judicial de Popayán que dejó en firme la sentencia de primera instancia proferida por el juzgado civil de Popayán, el pasado 8 de marzo del 2018. 

Dicha sentencia amparó el derecho del libre desarrollo de la personalidad de Andrea Cortés y exigió a la Policía Nacional reconocer su identidad transgénero sin que esta afecte su convivencia y liderazgo en la institución. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Social profiles