Alguna vez andando los oscuros callejones de la internet encontré una imagen en dónde alguien decía que para encontrar el amor de nuestras vidas tendríamos que sacrificar una esquina del triángulo del amor.

En ese momento no había escuchado ese tal triángulo, juraba que no existía, pero la curiosidad me puso a investigar más.

Resulta que, según dicen las personas, en el mundo de las citas y los amores nos podemos encuadrar en dos lados de un triángulo perfecto.

En una esquina tenemos la estabilidad económica, es decir aquellos que tenemos ingresos permanentes evitando que estemos buscando quién nos mantenga. En la esquina siguiente tenemos la estabilidad emocional, y finalmente en la esquina opuesta encontramos la belleza física.

De esta forma tenemos tres posibilidades distintas al encontrar una pareja:

  1. Encontramos una persona que está económicamente estable y emocionalmente lista para tener una relación estable PERO no nos atrae físicamente, es decir que será muy difícil tener sexo con él o ella.
  2. Encontramos una persona que está emocionalmente lista para enfrentarse al compromiso y nos vuelve locos físicamente, PERO no tiene empleo estable o ingresos suficientes, y es muy posible que busque en nosotros un apoyo económico.
  3. Encontramos una persona que es físicamente atractiva y económicamente estable, PERO vemos que no tiene la madurez suficiente para enfrentarse a una relación seria, es decir que es posible que nos sea infiel, nos mienta y nos haga sufrir peor que Jesús en el calvario.

El siguiente paso es realizar dos análisis: el primero es revisar cuál es nuestra situación, ver qué podemos ofrecer, y segundo miramos la persona que nos interesa qué nos está ofreciendo. Y así decidir si lo que la persona le falta lo podemos soportar o si más bien seguimos buscando.

Mi ejercicio personal me indica que estoy en el supuesto “3”, creo que tengo mucho que madurar para volver a enfrentarme a una relación estable.

¿Y ustedes en cuál están? ¿Y cuál escenario aceptarían por parte de sus parejas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Social profiles