No eres tú, realmente somos nosotros

Esta epidemia de soledad y soltería se puede analizar diciendo que realmente el problema no son los demás, sino nosotros mismos.

Foto tomada de Pexels.

¿Por qué a los homosexuales nos gusta tanto sacarle peros a la gente? No me pienso sacar de ese grupo, los dioses saben qué tan superficial he sido en mi vida, pero en mi defensa, era un hombre jóven lleno de esperanzas y con el mundo a mis pies, eso me hizo ser engreído y altanero, cosas que al dia de hoy trato de cambiar.

Regresando al tema, y complementando, o quizás inspirado en un articulo anterior me encuentro que aunque nos quejamos mucho de seguir solteros y de que al parecer ningún hombre gay puede encontrar una pareja estable en ninguna parte, también somos expertos en eliminar potenciales esposos como si se tratara de un reality, 100 homosexuales dicen.

Tengo amigos que buscan quedar parapléjicos, bueno, buscan hombres muy vergones y cualquier pretendiente que tenga un pipi de unos 17 normales centímetros, según ellos, no son merecedores de su querer.

Otros están enfocados en conseguir hombres bonitos, para ellos el aspeco físico es muy importante y se olvidan que esos hombres bonitos , generalmente no son buenos novios o esposos, tienen tantos hombres detrás suyo que ser fiel les queda muy difícil o ni lo intentan y buscan aprovechar su cuarto de hora al máximo.

En este mundo de pasivos varoniles con barba y activos amanerados (muy diferente a ser afeminado) es una causa frecuente sacar del camino hombres porque suelten una que otra pluma, porque no encajen dentro del modelo de <novio parcero> o porque su voz no sea la de locutor de radio juvenil.

La edad es otro factor, no puedo generalizar, pero es muy común que a medida que los gais envejecemos fijemos nuestro interés sexual y romántico en hombres cada vez mas jóvenes, y he visto que muchas veces cuando llega un pretendiente contemporáneo con la edad, algunos simplemente lo descartan porque ya «esta viejo».

¿Y qué pasa con la academia? Algunos hombres se encierran en una cueva de títulos universitarios y empiezan a aspirar a conseguir una relación amorosa y sólida con hombres que estén a su mismo nivel, olvidando la teoría del «reacher y el cátcher» que tan brillantemente fue explicada en How I Met Your Mother, muchos de esos hombres continúan sus vidas solteros porque la gente que se dedica tanto a la educación no es fácil de encontrar.

Si pudiéramos disminuir un poco nuestros requisitos seria mas fácil conseguir novio, bueno, al menos para muchos de nosotros, hay cosas que yo no podría aceptar, como un novio uribista o bazuquero, pero si conozco un hombre perfecto que se sienta de carrizo no seria causal de eliminación.

Me han dicho varias personas que si conocieran a alguien interesante pero que no les generara tanta atracción física, igual intentarían conocerlo para ver que se puede dar. Mi pregunta es ¿será que con el tiempo puede nacer una atracción física o una reacción química con alguien que de primera impresión no nos genero ese instinto animal?

No sé si soy muy básico pero si al conocer un hombre no me dan ganas de darle como a cajón que no cierra, no me desgasto ni me engaño tratando de generar esa conexión, lo siento amigos pero mi pene no funciona de esa manera.

Esta epidemia de soledad y soltería se puede analizar diciendo que realmente el problema no son los demás, sino nosotros mismos que nos ponemos barreras impenetrables y requisitos inalcanzables para construir un relación como si estuviéramos hablando de un crédito hipotecario.

Bueno lectores, les dejo el espacio de comentarios para que me cuenten cuáles razones son para ustedes imperdonables y son causal de eliminación de un futuro romántico juntos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Social profiles