Gracias Ángela Ponce

Yo no necesito ganar Miss Universo, sólo necesito estar aquí.

Foto tomada de Miss News.

El domingo 16 de diciembre se llevó a cabo la ceremonia principal del concurso Miss Universo, un evento que trae mucha audiencia del público LGBTI pero en esta ocasión había algo distinto, Angela Ponce, la candidata de España es una mujer transgénero, la primera en presentarse en este certamen, y quizás por esa razón todo el mundo estuvo pendiente de la gala.

 En un segmento especial, los dirigentes del concurso permitieron que ella se dirigera el mundo poniendo en boca de todo el mundo la visibilidad tan necesaria para las personas transgénero del planeta entero.

Al verla hablar, de una forma pausada, mostranso su lado más humano y dirigiéndose al mundo volví a creer, por unos instantes al menos, en un mundo mejor, un mundo en dónde no tengan cabida las mujeres como Miss Colombia que mostró ser una persona homofóbica y petulante, burletera y arrogante que dijo que el concurso era sólo para mujeres cisgénero (biológicamente mujeres).

 ¿Cuántos niños y hombres, niñas y mujeres que están batallando por su identidad se llenaron de esperanzas a ver este gran despliegue de aceptación y tolerancia? La representación es parte importante del camino que tenemos para ser más aceptados en un mundo que cada vez gira hacía los límites oscuros del pensamiento político de derecha, sociedades en dónde continuamente se le está diciendo al humano diferente que está mal, enfermo, que es una abominación o que está condenado y no podrá entrar al reino de Dios (sea cual sea el Dios del que hablen).

 Estos espacios de representación son muy importantes, en el 2017 El poder de una Mujer Fantástica logró que en Chile se abrieran las puertas a la discusión sobre los derechos que necesita la comunidad trans para sellar su participación en la sociedad, en aquella vez por el efecto del filme que logró trascedencia cuando fue nominado a los Premios Oscar 2018 y en dónde su protagonista fue presentadora de un premio.

 Miss España tenía ese concepto claro y así lo expresó cuando dijo «Yo no necesito ganar Miss Universo, sólo necesito estar aquí.» Los niños trans que están en este momento recelosos con su sexualidad e identidad pudieron ver que a nivel mundial hay personas que apoyan su transición y los acompañarán en ese camino que desean iniciar.

 La comunidad transexual no sólo necesita representación, son muchos los problemas que los afectan pero este es un paso inicial para que el mundo sepa que siguen existiendo y que necesitan acompañamiento de la sociedad y del estado para llegar a ser humanos felices, completos y auténticos.

 Gracias Angela Ponce por hacernos creer en un mundo mejor, un mundo de tolerancia en dónde el matoneo sea un recuerdo del oscuro pasado que nos afecta y en el cual el gobierno entienda las luchas de las minorias y garantice la expresión de nuestros derechos y la satisfacción de nuestras necesidades, gracias por mostrarle el mundo que nuestra comunidad también está llena de amor, de aceptación, de diálogo, sueños y esperanzas.

https://www.youtube.com/watch?v=0rvc1qeopYg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Social profiles