A nadie le importa con cuantos tipos me he acostado

Una pregunta que parece tan inocente puede terminar en un cambio en la percepción que las personas tienen sobre nosotros.

Imágen tomada de Pixabay.

Llevo un par de meses saliendo con un hombre que me genera algo de interés, me parece bonito y juicioso, me gusta estar con él y tenemos muy buen sexo. Recién cuando nos conocimos tuvimos una sana conversación sobre sexo y no tuve reparos en hablar sobre el sexo oral en la primera cita. Pero anoche me preguntó sobre algo que realmente me perturbó, quería saber con cuantos hombres me he acostado.

¿Es acaso tan malo no poder dar una cifra concreta que responda apropiadamente? Estando soltero no tengo ninguna fidelidad que guardarle a nadie, no tengo esa clase de compromisos y me he dedicado a disfrutar mucho la vida que me ha tocado, sin apresurarme pensando en futuros imaginarios que pueden o no darse, me dediqué a vivir el momento. Algunas veces encontramos hombres que buscan un amigo, o un amigo con derechos, muchas veces encontramos personas que buscan sexo casual y en muy contadas veces tenemos personas interesadas en una relación, no es excluyente que cualquier relación mute en otra sin uno querer o poder evitarlo.

Por ejemplo, he conocido hombres muy interesantes y al empezar a tener sexo con frecuencia y conocerlos un poco mejor me he dado cuenta que sería un error intentar tener una relación estable. Por otro lado he intentado noviazgos con hombres que en menos de lo que imaginé mostraron sus verdaderos yo, inseguros e inmaduros.

¿Es ese recorrido un inconveniente para lograr tener una relación estable? ¿No se supone pues que un hombre con experiencia tiene mayor valor que un puberto que aún no tiene barba? Mi amigo con derechos y yo hemos tenido conversaciones sobre sexo, y lo hemos practicado muchas veces de forma voluntaria, pero nunca habíamos hablado sobre tener una relación estable y me preocupó ver que le parecía importante conocer ese número mágico con el que me puede clasificar.

Pero creo firmemente que a nadie le debería importar esa cifra, esa que puede destruir tan fácilmente a alguien, uno puede ser clasificado como perro por responder esa pregunta, porque al fin y al cabo para unos el numero puede ser alto y para otros puede ser muy bajo, no existe una forma de decidir cuántos compañeros sexuales son demasiados y tampoco se habla de un espacio de tiempo, digamos ¿soy promiscuo por haberme acostado con cinco tipos en una semana? ¿Y en un mes? Nadie sabe, ahí lo peligroso de esa pregunta.

¿Estoy lavándome las manos con este interesado que realmente quiere que nuestra relación de sexo casual pase a ser algo más concreto y estable? ¿Y si llega a usar esa respuesta en mi contra? El pasado es el pasado y debería mantenerse ahí, al fin y al cabo todos  nos acostamos con la historia de los demás, me parece mucho más importante preguntar sobre el sexo seguro, el uso del condón o el estado de contagio frente a ETS que un número que al final puede no significar nada.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Social profiles