Por primera vez en Colombia, pareja de lesbianas bautiza a niño ante la Iglesia

El 13 de julio de este año se convirtió en una fecha especial para Manuela Gómez y su pareja, Luisa. Ese día bautizaron por la Iglesia Católica a Matías, su hijo, recibiendo la bendición de la fe que ellas profesan.

Fuente El Colombiano.

Tras intentarlo en varias parroquias, en las cuales les decían que el niño podía recibir el bautismo, pero solo se pondría en la partida a la madre gestante, estuvieron a punto de desistir porque su deseo era que en el documento aparecieran los nombres de las dos. No obstante, una conocida les recomendó ir a una en particular y tras hablar con el sacerdote la respuesta fue positiva.

“Él le escribió a la Curia, investigó, y nos dijo que sí se podía porque según el Derecho Canónico el sacramento debía documentarse con los mismos datos que aparecen en el registro civil de nacimiento del menor de edad, que en este caso tenía dos campos: mamá 1 y mamá 2”, contó Manuela.

Eso sí, observó, les quedó una incógnita porque en la partida no quedaron escritos los nombres de los padres de Luisa, como una rama de los abuelos. La única explicación que recibió la pareja fue que de acuerdo al mismo Derecho Canónico solo pueden aparecer los consanguíneos.

“Nuestro mensaje es que sí se está viviendo un cambio. No todas las noticias pueden ser de intolerancia, de personas que van y rompen una bandera LGTBI en el Pueblito Paisa; a otras parejas del mismo sexo que sepan que pueden hacerlo, no solo tener un hijo sino bautizarlo si esa es su fe”, expresó Manuela.

Antes de eso, Manuela contó que junto a Luisa buscaron métodos para convertirse en mamás y finalmente decidieron usar el método de inseminación artificial. Ella fue la madre gestante.

Luego del nacimiento de Matías vino la búsqueda de una parroquia para darle el sacramento del bautismo.

“Buscamos un lugar donde sentirnos aceptadas como pareja homosexual y nos permitieran hacer el bautizo. Las dos somos católicas y creemos en un Dios de amor, de respeto, y por eso siempre creímos que sería posible”, expresó Manuela.

¿Qué dice la Arquidiócesis de Medellín sobre el tema?

El padre Juan Diego Ruiz, asesor jurídico de la Arquidiócesis de Medellín, explicó que desde el 2014 la entidad expidió directrices sobre el tema y está encaminada a abrirles las puertas para que reciban el sacramento del bautismo.

“El niño requiere unos servicios de fe y lo que la iglesia hace es abrirle las puertas y entregarle esa vida de fe, independiente del origen del niño. Existe una prevención frente a la iglesia que yo creería que no es válida porque desde el 2014 el arzobispo y la Arquidiócesis de Medellín sacaron unas orientaciones frente al bautizo en este tipo de casos, incluso cuando los niños son adoptados por parejas del mismo sexo”, resaltó el vocero.

Además, el padre Juan Diego Ruiz explicó que el bautismo lo que requiere son unas personas mayores que puedan acompañar la fe de ese niño, en este caso las madres y un padrino y una madrina y la partida de bautismo que tiene como base el registro civil, según lo establece la Registraduría Nacional.

El asesor jurídico resaltó además que cualquier pareja que tenga problemas o se encuentre con la negativa de algún párroco para bautizar a su hijo, puede acudir a la Vicaría General de la Arquidiócesis de Medellín para informar que se le está negando el sacramento a ese niño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Social profiles