“No digas gay”: la controvertida ley aprobada en Florida

Esta prohíbe a los maestros hablar de orientación sexual en las escuelas primarias

Fuente: Yahoo

Una controvertida ley que limita las discusiones sobre orientación sexual en las escuelas primarias fue aprobada este martes por la Legislatura del estado de Florida, Estados Unidos.

Sus críticos, que bautizaron el proyecto como “No digas Gay”, afirman que tendrá el efecto de “desalentar” a los menores LGBTIQ+.

También señalan que podría invisibilizar la historia de esta población en el estado sureño, donde hace casi seis años ocurrió el atentado en la discoteca gay Pulse.

El incidente, en el que murieron 49 personas, es la segunda balacera más mortífera en la historia del país norteamericano.

Pero los que apoyan la medida alegan que tiene la intención de “empoderar a los padres”.

El representante Joe Harding, quien propuso la legislación, la llamó la Ley para el derecho de los padres en la educación. Fue aprobada por 22 a favor y 17 en contra, con el apoyo mayoritario de la bancada del Partido Republicano, que domina tanto el Senado como la Cámara de Representantes de Florida.

“Queremos estar seguros de que los padres puedan enviar a sus hijos al jardín de infantil sin que se inyecten algunas de estas cosas en algunos de sus planes de estudios escolares”, opinó el lunes Ron DeSantis, gobernador del estado.

El mandatario, que se proyecta como un posible precandidato republicano para la Casa Blanca en 2024, se propone firmar el proyecto.

Sin embargo, el político enfrenta la oposición de activistas, estudiantes y padres quienes han realizado protestas a lo largo y ancho del estado. También de la administración de Joe Biden.

¿Qué dice el proyecto?

La legislación prohíbe que los maestros hablen sobre la identidad de género y la orientación sexual entre los grados de preescolar y tercero.

El documento establece que luego del tercer grado, ambos asuntos deben ser abordados de forma “apropiada para la edad”.

Esta última frase fue descrita por los demócratas como “vaga” y demasiado amplia, pero los republicanos se defendieron al indicar que no se impide a los maestros contestar preguntas, sino “planificar lecciones” sobre el tema.

La medida también permite a los padres demandar a las escuelas si entienden que sus hijos recibieron clases “inapropiadas”.

Además, no solo cubre los salones de estudio, también se extiende a servicios de consejería escolar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Social profiles