Ocurrió en una prisión en Pensilvania EU, Adriel y Monae Alvarado se conocieron cuando ambos pagaban sus condenas en el penal, ella trabajaba en la lavandería y fue observada por él quién se enamoro perdidamente.

Monae había comenzado su tratamiento de hormonas pero no se había realizado la cirugía de cambio sexual cuando fue condenada, y las normas de la cárcel era ubicar los presos de acuerdo al sexo de nacimiento si no lo habían cambiado quirurgicamente.

Pueden encontrar la historia completa en MetroUK.

Nos queda seguir con la esperanza de que incluso en los momentos más difíciles podremos encontrar el amor, Adriel y Monay son la prueba de ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Social profiles