Mientras que en Brazil buscan penalizar la homofobia en Kenia el sexo homosexual sigue siendo delito

Recibimos buenas noticias de Suramérica mientras que Africa sigue en deuda en la protección de la comunidad LGBTI.

La Corte Suprema de Justicia de Kenia debía decidir si mantenía el arcaico código penal que tiene la homosexualidad como un delito castigable con hasta 14 años de prisión, el 24 de mayo la votación fue unánime para mantener esa figura intacta.

Aunque fueron presentadas pruebas buscando demostrar que esa ley violaba los derechos humanos de los ciudadanos, los magistrados de la Corte Suprema dijeron que las pruebas no eran concluyentes y que no se logró demostrar violaciones efectivas a la igualdad o alguna clase de discriminación.

La Constitución de ese país expedida en el 2010 prohibe cualquier clase de discriminación, asegura la garantía de los derechos humanos a todos los ciudadanos y el trato igual ante la ley, sin embargo la decisión de la Corte pareciera ir en contra de esos principios constitucionales. Varias organizaciones de Derechos Humanos han mostrado el apoyo en la lucha de los activistas y abogados que en buscan despenalizar la homosexualidad en el país africano.

Por otro lado en Brazil, La Corte Suprema votó a favor de proteger los derechos de la comunidad LGBTI notando el alza reciente en crímenes de odio en contra de hombres y mujeres con sexualidad diversa, ese aumento en los delitos ha sido pronunciado desde que el Presidente Bolsonaro fue elegido y ha servido de altavoz de conductas homofóbicas desde su puesto de líder del país.

De los 11 magistrados 6 estuvieron de acuerdo en considerar la homofobia igual al racismo y por ende se le aplicarían los mismos castigos penales que el racismo tiene en el país, esto mientras el congreso brasileño legisla una ley exclusiva para castigar la conducta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Social profiles