Desde que se independizó de Portugal, Angola no había cambiado su código penal el cual criminalizaba los “vicios contra la naturaleza” que era interpretada como una prohibición del sexo entre personas del mismo género.

Otra buena noticia fue se incluyó una pena de 2 años contra quienes discriminen a otros basados en su preferencia sexual y tampoco se pueden negar empleos o servicios basados en la orientación sexual del ciudadano.

Estas nuevas ventajas para la comunidad LGBTI entraron en vigor el 23 de enero.

Cabe resaltar que la ley que fue removida estaba presente desde la era colonial.

Esperemos que el ejemplo lo adopten otros países africanos en dónde leyes similares contra los LGBTI siguen vigentes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Social profiles