Alemania está a punto de convertirse en el primer país europeo en brindarles a sus ciudadanos la opción de elegir un tercer género en sus certificados de nacimiento.

La Corte Suprema dictó que los intersexuales deben tener la opción de identificarse según les parezca cuando no les parezca bien elegir entre masculino y femenino.

El caso fue escuchado en la corte constitucional de Karlsruhe en donde una persona registrada como femenina aportó evidencia de que sus cromosomas no eran de mujer o de hombre.

El juzgado dictó que la actual legislación es discriminatoria contra las personas intersexuales.

La categoría será llamada “inter” o “variado” de acuerdo al gobierno quin acatará el fallo, y tiene hasta el 2018 para presentar un  proyecto de ley en donde se legalice el cambio.

 

Artículo traducido por Fabián Cardona para Revista Machio.

Tomado de EuroNews.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Social profiles